• Dom. May 22nd, 2022

San Luis a Diario

Información precisa, confiable y oportuna

Negociaciones cruciales

Ene 11, 2022

Tambores de guerra en Ucrania: EE.UU. y la Unión Europea tratan de evitar un desastre bélico

Este miércoles habrá una reunión clave en Bruselas para analizar el conflicto. Rusia se mantiene firme en sus exigencias. Qué puede pasar.

Tambores de guerra en Ucrania: EE.UU. y la Unión Europea tratan de evitar un desastre bélico

Soldados ucranianos en el frente de guerra con los separatistas prorrusos en la región de Donetsk, este lunes. Foto: AFP

La semana de todos los peligros para Ucrania sigue su curso con los occidentales intentando desactivar la amenaza que Rusia plantea sobre Ucrania pero sin ceder nada frente a Moscú.

El primer encuentro de la semana, celebrado este lunes en la ciudad suiza de Ginebra, no fue concluyente, apenas una presentación de líneas rojas.

Washington reclama a Moscú que deje de presionar a Ucrania. Moscú asegura que sólo se prepara ante posibles agresiones ucranianas y exige a la OTAN que no siga creciendo hacia el este.

Altos cargos de la OTAN y diplomáticos rusos se reúnen este miércoles en Bruselas en el primer Consejo OTAN-Rusia en más de dos años con la misma agenda en la mesa.

¿Qué puede ceder Estados Unidos, la OTAN y los gobiernos europeos para que Rusia deje de amenazar a Ucrania?

Descartado queda aceptar lo que pide Rusia: que hombres y medios de la OTAN vuelvan a donde estaban en 1997 y que Moscú tenga una especie de derecho de veto sobre futuras adhesiones de países de la región a la Alianza Atlántica.

Alexandre Grouchko, uno de los diplomáticos rusos que asistirá a la reunión de este miércoles, dijo que este es “un momento de la verdad” para las relaciones entre Rusia y la OTAN.Los soldados de Ucrania siguen alertas ante el despliegue de tropas rusas en la frontera entre ambos países. Foto: AFP

Los soldados de Ucrania siguen alertas ante el despliegue de tropas rusas en la frontera entre ambos países. Foto: AFP

Grouchko aseguró que llega a Bruselas “con la esperanza realista de que habrá una conversación seria y en profundidad sobre asuntos clave y fundamentales de la seguridad europea”.

Los escenarios posibles

El presidente ucraniano Volodimir Zelensky pidió el lunes una reunión a cuatro partes (Rusia, Ucrania, Francia y Alemania) “para poner fin al conflicto”. Una petición que por ahora cayó en saco roto.

La reunión de este miércoles en Bruselas, que tendrá continuación el viernes en Viena en la sede de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europea (OSCE) puede abrir varios escenarios.

El secretario general de la OTAN, el ex primer ministro noruego Jens Stoltenberg (que pronto podría ser nombrado próximo presidente del Banco Central de su país) advierte que es necesario un acuerdo entre las potencias occidentales y Rusia “para evitar un nuevo conflicto armado en Europa”.

Stoltenberg es pesimista: “No creo que estas reuniones vayan a resolver todos los problemas”.

El noruego cree que Rusia sigue aumentando la presión sobre Ucrania a pesar de que Sergei Ryabkov, vice canciller ruso, dijera el lunes en Ginebra que su país no tiene intención de atacar a Ucrania.https://datawrapper.dwcdn.net/4FVha/1/

La OTAN se pregunta para qué tiene entonces a más de 100.000 hombres (con carros de combate, helicópteros, drones, medios de guerra electrónica, baterías de artillería, etc) preparados en varios puntos a pocas decenas de kilómetros de las fronteras de Ucrania.

Stoltenberg asegura que “es posible concluir acuerdos” con Moscú pero que serán parciales, el principio de un proceso más largo: “Esperamos al menos ponernos de acuerdo sobre el camino a seguir, poder seguir una serie de reuniones, un proceso”.

Europa estuvo ausente de la mesa de Ginebra pero este martes, en una reunión del Consejo OTAN-Ucrania celebrada en Bruselas buscó su sitio en coordinación con los estadounidenses.

Los europeos no quieren ser el tablero de la negociación sin ser protagonistas. Y recuerdan que Ucrania tiene “derecho a defenderse” si es agredida, pero ninguna capital europea irá en defensa de los ucranianos más allá de enviarles armamentos, como ya hacen de forma limitada algunos países europeos, como Estonia o Suecia. Oficialmente los europeos creen que deben ayudar a Ucrania “a modernizar sus fuerzas”.

Stoltenberg cree que se puede negociar y acordar sobre asuntos concretos, como control de armamentos, tanto convencionales como nucleares. La número dos de la diplomacia estadounidense, Wendy Sherman, está desde la mañana del martes en Bruselas para acordar con sus aliados europeos la posición que mantendrán en la reunión con Rusia de este miércoles.El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, se reunió este martes con enviados de Alemania y Francia, en Kiev. Foto: AFP

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, se reunió este martes con enviados de Alemania y Francia, en Kiev. Foto: AFP

La postura de EE.UU. y de Europa

Tras reunirse con diplomáticos europeos y con el secretario general de la OTAN, Sherman escribió en Twitter: “Confirmamos un enfoque común de la OTAN con respecto a Rusia, con equilibrio entre disuasión y diálogo y señalamos nuestro apoyo indefectible a Ucrania”.

A los europeos les cuesta encontrar una política común frente a Rusia más allá de renovar cada seis meses las sanciones económicas impuestas desde la anexión por la fuerza de la provincia ucraniana de Crimea.

Porque la percepción que se tiene de Rusia no es la misma desde Portugal, España o Italia, desde una Francia protegida por su armamento nuclear que desde países como las pequeñas repúblicas bálticas, que se ven como eventuales futuras crimeas y que fueron parte de la Unión Soviética durante más de medio siglo.

El resultado de la reunión del miércoles se estudiará esa misma noche y durante la jornada del jueves en una reunión extraordinaria de ministros de Defensa y Exteriores de la Unión Europea en la ciudad francesa de Brest.

El secretario general de la OTAN está invitado a la reunión, donde resumirá lo que salga del encuentro con los rusos. Los europeos quieren, sobre todo, evitar una “lógica de bloques”.

Bruselas, especial

CB​

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.